OpiniónzDestacado

Subcontratación: Entre la realidad y lo ideal

Enrique Kato Vidal, Paulina Hernández Mendoza

La subcontratación es una modalidad de trabajo que se generalizó en los últimos quince años. Sería sencillo encontrar en nuestro entorno de conocidos a una o varias personas subcontratadas, ya que uno de cada cuatro trabajadores remunerados está en un esquema de subcontratación (Inegi, Censo económico, 2018). El outsourcing, como comúnmente se llama a la subcontratación, sirve para facilitar la contratación y los despidos, pero también para disminuir el costo laboral al no otorgar prestaciones ni el reparto de utilidades. Para evitar el abuso de la subcontratación, con la llegada de la primavera, en abril pasado, se publicó un decreto en materia laboral (Diario Oficial de la Federación, 23/04/2021).

Desde la Confederación Patronal, la Coparmex, el gremio de los empresarios, declararon que la reforma a la subcontratación buscaba que se respeten los derechos fundamentales de los trabajadores quienes han sufrido un detrimento en sus condiciones generales de trabajo (coparmex.org.mx, 22/julio/2021). No es menor, ni tampoco sencillo, corregir la subcontratación existente, se estimaba que hay ¬cinco millones de personas empleadas con esta modalidad. La legislación publicada reconoce que sólo los servicios laborales especializados deben ser contratados y que debe desparecer la subcontratación cuando la figura del patrón únicamente transfiere sus trabajadores a otra empresa.

El gobierno federal estableció un mecanismo y multas para eliminar las malas prácticas de la subcontratación y para que desde las empresas ya no se eludieran las responsabilidades fiscales y laborales. Se estableció como un mecanismo obligatorio el registro en un padrón de servicios especializados (repse.stps.gob.mx) y en caso de incumplimiento se prevé una multa máxima hasta por 450 mil pesos, equivalente a 5000 Unidades de Medida (UMA). Inicialmente, se fijaron 90 días para que todas las empresas subcontratistas pudieran registrarse al padrón. Al final, se amplió brevemente el plazo hasta cumplirse 131 días. La profundidad del decreto para reformar la subcontratación, y la velocidad con que se implementó, despertó preocupación. Entonces, la discusión no fue sobre los beneficios posibles, sino sobre los daños que podría implicar la nueva legislación.

Trabajando bajo las ruedas hasta que conoces tu realidad: Bruce Springsteen

Han pasado pocas semanas desde que venció el plazo para que las empresas se ajustaran a los nuevos lineamientos en materia de subcontratación y ya hay resultados observables. El primer balance que conocimos fue positivo y de la autoría de David Cervantes (BBVA Research, 04/oct/2021), él destacó que, en septiembre de 2021, luego del primer mes de operación de las nuevas reglas de contratación, se crearon 174 mil empleos, respecto al mes anterior, y advirtió que los nuevos lineamientos pudieron haber contribuido a impulsar el empleo. Durante ese mes de septiembre, hubo contrataciones y despidos, en ese proceso dominó la creación de empleos permanentes, lo que da mayor estabilidad y mejores condiciones laborales. Como un apunte, David Cervantes reportó no haber identificado un menor salario.
En otro análisis, con cifras actualizadas a octubre de 2021, y en voz de Héctor Márquez Pitol, Presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), se cita que más del 80% de los trabajadores subcontratados se mantuvieron empleados. Sin embargo, desaparecieron 900 mil puestos de trabajos del registro del Instituto Mexicano del Seguro Social -IMSS- (La Jornada, Economía, 29/noviembre/2021) y, en consecuencia, Márquez Pitol preveía que pudiera repuntar los empleos informales o los trabajadores por honorarios y sin prestaciones.

En una tercera, y última perspectiva, Norma G López Castañeda, la directora de Inscripción y Recaudación del IMSS, expresó que la regulación a la subcontratación sirvió para que tres millones de trabajadores fueran reconocidos por un patrón diferente, el cual presuntamente sería su verdadero patrón, y así dejaron de estar subcontratados (Reforma Negocios, 26/noviembre/2021). Ella dijo que la expectativa fue que nadie sería afectado y destacó que más de dos millones de los trabajadores que dejaron la subcontratación se beneficiaron con aumentos salariales, la mayoría con aumentos superiores al 10 por ciento. En el caso de aquellos trabajadores afectados, cerca de 700 mil trabajadores, aunque no perdieron su empleo, experimentaron una reducción salarial, sin que se especificara el porcentaje de disminución.

Un rey no está satisfecho hasta que lo gobierna todo: B Springsteen

Justo unos días antes de que tomara posesión Enrique Peña Nieto, en noviembre de 2012, se aprobaron cambios a la legislación laboral. Esas modificaciones son un antecedente a lo que se vive en 2021 y, de cierta forma, aquellos cambios fueron en la dirección contraria. Entonces, se aprobaron figuras laborales flexibles que reducían las responsabilidades del patrón. Ahora, se busca que los patrones reconozcan genuinamente las prestaciones laborales y no evadirlas artificialmente. En aquel 2012, se aprobaron modalidades de trabajo a tiempo parcial (salario por hora) y una mayor flexibilidad laboral (contratos a prueba). Esa legislación provocó el interés de funcionarios del Banco de México y se publicó un análisis detallado sobre los efectos esperados (Informe Trimestral, febrero de 2013). El resultado más visible que publicaron fue que la ley laboral de 2012 generaría cada año cerca de 400 mil empleos adicionales y que se acumularían beneficios en los siguientes cinco años.

De vuelta al presente, el Banco de México ha publicado también un análisis laboral dados los recientes cambios legales a la subcontratación, sin que ahora den anticipos o planteen qué resultados habría en el mediano plazo (Informe trimestral, diciembre de 2021). En cambio, sí advierten que sería precipitado estimar posibles efectos. Preliminarmente destacaron como un aspecto positivo, que podría aumentar el salario de los trabajadores. En contraparte, como una desventaja para las empresas, apuntaron que aumentaría el costo de administración del personal. En el análisis no se ofrece un saldo que señale si al final predominará lo positivo o lo negativo, a pesar de ello, ya se han observado dos hechos: i) ha aumentado el empleo permanente, a la vez que redujeron los empleos temporales, y ii) repuntó el número de registros patronales, desde junio de 2021. Ciertamente, es positivo que haya un aumento de empresas o patrones, sin que haya aún una respuesta clara de qué motivó ese aumento.

Apenas han transcurrido unos meses desde que se publicaron cuáles serían los cambios a la subcontratación y hemos podido observar importantes cambios en materia de empleo y número de patrones. Si bien, inicialmente ha habido perdedores, el saldo general es positivo. Mayoritariamente, se observan resultados favorables que podrían ser duraderos, siempre que continúen los efectos de la presente legislación. Es destacable que al regular la subcontratación se haya beneficiado a millones de personas y, como señala la Coparmex, se tenga como objetivo el eliminar las malas prácticas que ayudaron a eludir responsabilidades.

SIC mx

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios