Desde las leyes y el sentido comúnzDestacado

Un periodo extraño para morena partido.

El periodo que transcurrió hasta el 26 de Enero de 2020, ha sido un lapso pernicioso para el Partido Morena, pero con la realización del VI Congreso Nacional Extraordinario y la elección de un Presidente Nacional elegido por consenso total, se vuelve a normalizar nuestro partido y podrán renovarse las dirigencias Nacional y Estatales y otras instancias partidistas. La fracción política liderada por la Secretaria General y ex-Presidenta Nacional en funciones, Yeidckol Polevnsky, ya ha recomenzado a poner piedras en el camino a esta etapa de normalización de la actividad partidista, en complicidad con el TEPJF y sus demandas de solicitud de anulación del VI C.N. Extraordinario.

Ojalá que este reciente Congreso Extraordinario hubiese abrogado todas las resoluciones del V CN Extraordinario de finales de 2018, en cuanto al poder excesivo conferido al Comité Ejecutivo Nacional y en especial a la Secretaria General en funciones de Presidenta Nacional de Morena. Pero lo acordado el 26 de enero de 2019 es ya bastante satisfactorio. Es una lección política que hay que asimilar, que nunca se debe otorgar tanto poder a ningún órgano de conducción o dirección del partido, ni aun en condiciones en que por urgencias, prisas, «estados de excepción» u otras razones, pareciera ser necesario. Nunca puede ser necesario tanta concentración y centralización de poder. Nunca.

En los ámbitos externos de nuestro Partido se desarrollan ya las acostumbradas expresiones de individuos, grupos, subgrupos, retículas, cuerpos y redes de opinión, que se presentan como auténticos obradorista y morenistas, o simpatizantes verdaderos del movimiento morenista. Estas expresiones se asumen como parte de Morena como movimiento, pero no Morena como Partido. Todas estas expresiones individuales o grupales se crean con la intención de capturar las candidaturas y las estructuras de dirección y conducción de Morena, vistiéndose con ropajes obradorista muy falsos. Solo se les ve a estos individuos y grupos, en el trabajo electoral, cuando ya han logrado capturar una candidatura y se ponen a trabajar para el candidato en turno, pero no trabajan para el Partido y menos para la sociedad. Y es así como se adueñan de las candidaturas, asediando a los dirigentes partidistas encargados de organizar los procesos electivos internos, visitando a los dirigentes nacionales o estatales, invitándolos a festejos de todo tipo, seduciéndoles realmente con sus atenciones , presentándose como los mejores candidatos por su dinero, sus negocios y  recursos, por sus relaciones con el Senador fulano o zutano, o con el Diputado Federal tal o cual, o por su amistad con algún miembro prominente del Concejo Nacional o del Comité Ejecutivo Nacional y hasta argumentan tener cercanía e influencias del Presidente López Obrador.

Esto ocurre ya con grupos y corrientes, o individuos, que dicen ser obradoristas de corazón (¿cuántos obradorismos hay?) y cuyas aspiraciones se ven publicitadas y propagadas ampliamente, en periódicos, entrevistas, redes sociales, círculos de opinión y otros medios masivos. Conduciendo esto, a que sus aspiraciones (ambiciones) a candidaturas se hacen verdaderas (siendo falsas) por solo repetirse, repetirse y repetirse, como cuando una mentira o un hecho inexistente se convierte en verdad (siendo falso) con repetirla hasta el cansancio. Vemos a los aspirantes externos exhibiendo sus negocios, su poder, sus influencias, sus apellidos dizque de abolengo, o su imagen corporativa o individual atractivas y juveniles. Se pregunta uno si son suficiente estos atributos financieros o personales para tener una candidatura por Morena, ¿no cuentan otras cualidades para ser candidatos de Morena a los puestos de elección popular’

 Así pues, algunos individuos se exhiben y publicitan como los seguros y únicos candidatos de Morena en nuestra localidad (Tequisquiapan), pero los afiliados y militantes no los aceptaran, la militancia y los afiliados morenistas, los que han caminado, platicado, informado, organizado, tocando puertas, trabajando en las calles, las plazas, las colonias y las comunidades, no van a dejarse engañar por los aspirantes externos falsos. Tendremos los mejores candidatos a todos los puestos de elección popular, tanto los que vengan de las filas de Morena, como los que no sean afiliados a Morena pero que sean leales al ideario del Partido y participen auténticamente en el movimiento social y nacional del Presidente López Obrador y de Morena, la Cuarta Transformación de México.

                                                                                                                                        

Opinión de Miguel Nieto Escudero, militante de Morena Tequisquiapan

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios